Manejo del destete y la recepción


Mantenga una buena función del rumen en tiempos de estrés

Minimizar el estrés es un objetivo importante al procesar becerros recién destetados o ganado recibido de un camión. La reducción del estrés y la rapidez con que el ganado vuelva a alimentarse determinará el crecimiento, el rendimiento y la rentabilidad futura del animal. Si los terneros tienen un buen comienzo durante los primeros 10 a 14 días después del destete, se pueden reducir los problemas de salud y mejorar el rendimiento.

Los primeros 30 a 45 días después del destete suelen ser el período más estresante de la vida de los becerros y es uno de los factores más importantes que determina el rendimiento futuro de los becerros durante el período de destete, y a menudo durante el resto de sus vidas. La separación de la madre y el envío a lugares desconocidos ejercen una gran tensión en el animal, tanto nutricional como emocionalmente. Los síntomas del estrés comienzan con pérdida de apetito, deja de alimentarse y problemas digestivos. Además, la salud puede deteriorarse, la función inmunológica puede verse comprometida y el animal a menudo se enferma. De hecho, la mayoría de las enfermedades y las pérdidas por muerte debidas a enfermedades respiratorias ocurren en este momento y afectan a más del 10% de los animales del corral de engorde. El ganado que se recupera puede que nunca gane como se esperaba y por lo general, tiene una calificación más baja que el ganado sano.

Desafíos nutricionales durante el destete y la recepción

El destete y la recepción del ganado experimentan desafíos nutricionales únicos en comparación con las otras fases de la vida de un becerro. El manejo nutricional adecuado durante esta fase es fundamental para el éxito y la rentabilidad óptimos. Es probable que estos becerros hayan experimentado un bajo consumo de alimento y agua durante varios días. Algunos bovinos pueden no estar acostumbrados a alimentarse de heno en un pesebre o beber agua de un tanque. Debido a la probabilidad de una baja ingesta de alimento, las dietas de recepción deben formularse para que sean muy apetecibles para fomentar el consumo y proporcionar una fuente concentrada de nutrientes esenciales. Pacer Technology, Murtaugh Idaho, ha introducido RumaCell®, un producto de fermentación de lactobacilos totalmente natural, para apoyar la función, la ingesta y el rendimiento del rumen y es un producto excelente para el destete, la recepción y el corral de engorda.

Mantener una buena Funcion Ruminal

El objetivo en todos los programas de destete y recepción debe incluir un programa nutricional que se preocupe por el mantenimiento de una buena función ruminal en el ganado antes, durante y después de los períodos de estrés. Muchas de las raciones comerciales de destete y pre-acondicionamiento son formuladas para ser las de mayor calidad del mercado con componentes que promueven y apoyan la función y microflora ruminal. Las raciones mixtas en la engorda pueden ser tan buenas como las raciones comerciales cuando se formulan con ingredientes y aditivos similares como RumaCell®, que es un producto probado para mantener una buena función ruminal y el apetito, que es fundamental para estimular el consumo y un crecimiento óptimo.

La calidad del forraje también es un elemento importante en los programas de nutrición para mantener la salud del rumen y la función de los becerros destetados y enviados a engordar. La calidad del forraje determinará la cantidad y el tipo de suplementos proteicos y energéticos adicionales, vitaminas y minerales necesarios para cumplir con los requisitos de los nutrientes del animal y las metas de producción.

Alimentando la Micro-flora del Rumen, en tiempos de Estres

Para optimizar la productividad y prevenir enfermedades en el ganado estresado, el manejo de la salud del rumen es muy importante, especialmente durante los programas de destete, recepción y corral de engorda. El rumen depende de una población diversa de microflora que fermenta y digiere el material alimenticio, produce proteína microbiana y ácidos grasos volátiles que suplen la mayoría de las necesidades proteicas y energéticas del animal.

Cuando se produce estrés o malestar, el ganado puede dejar de comer y volverse acidótico. El nivel de pH en el rumen cae y la población microbiana (digestores de fibra) se reducen significativamente, la digestión de fibra disminuye, la absorción de nutrientes se reduce y el revestimiento del rumen puede dañarse por el bajo pH. Si el ganado sigue dietas con un mayor contenido de forraje, reanudará más rápidamente la ingesta normal y tendrá una menor reducción del pH ruminal que aquellos con una dieta moderada a baja en forraje.

Apoyar el crecimiento de Microorganismos que ayudan a digerir las fibras

Dado que la microflora del rumen digiere la mayoría de los componentes del alimento del animal, la ración o el suplemento deben proporcionar los nutrientes y aditivos necesarios para sustentar la gran población microbiana, especialmente los microorganismos que digieren la fibra. Se debe administrar suficiente proteína degradable en el rumen (RDP) para la producción de proteína microbiana. La proteína microbiana es la proteína de mayor calidad para el becerro, por eso queremos optimizar su producción en el rumen. Los estudios in vitro de RumaCell® han demostrado un número significativamente mayor de microorganismos ruminales para la síntesis de proteínas microbianas y la producción de ácidos grasos volátiles (AGV) para la eficiencia energética.

Importancia de un pH Ruminal Optimo

La buena función ruminal y la digestibilidad de la fibra requieren un pH entre 6.2 a 7. Cuando el pH cae por debajo de 6.0 a 6.2, la digestión de la fibra comienza a disminuir y de 5.8 a 5.9, casi se ha detenido y el animal generalmente se encuentra en un estado acidótico. Masticar genera grandes cantidades de saliva, rica en bicarbonato de sodio que ayuda a neutralizar la producción de ácido en el rumen, pero si el nivel o la longitud del forraje (fibra) es inadecuado o la cantidad del grano es demasiado alto, la producción de ácido puede avanzar a un ritmo más rápido que la producción de saliva pueda controlar.

Bottom Line

Recuerde, cuando alimenta al ganado, en realidad está alimentando a los microbios del rumen con los ingredientes necesarios para su multiplicación y crecimiento para mantener un rumen saludable y funcional. El alimento determinará el rendimiento, la salud y la rentabilidad de los animales en cada grupo. Los ensayos de investigación universitarios indican que el producto de fermentación de lactobacillus totalmente natural RumaCell® proporcionará la ganancia, la eficiencia y la función ruminal necesarias para el destete, la recepción y la engorda del ganado.

Contáctenos

Si usted tiene preguntas sobre nuestros productos o quisiera hablar con un representante de ventas, por favor póngase en contacto con nosotros.
  • Dirección:

    4525 E 3425 N PO Box 150
    Murtaugh, ID 83344 USA

  • Horario:

    8 AM - 5 PM (MST)

  • Teléfono:

La próxima generación de productos de fermentación para la salud animal para la industria agrícola.
SÍGUENOS
COPYRIGHT © 2022 PACER TECHNOLOGY. ALL RIGHTS RESERVED.