Como mantener la función ruminal y la Ingesta de nutrientes para una mejor reproducción


Requisitos nutricionales del Hato reproductor a principios de la primavera

El parto ha mejorado en muchas áreas a medida que se acerca la primavera, lo que trae un nuevo conjunto de desafíos para el hato reproductor. Las temperaturas fluctuantes, la nieve húmeda y el barro crearán demandas adicionales en la nutrición y la salud de las vacas antes de que comiencen las condiciones de pastoreo. Durante el comienzo de la primavera, será necesario el apoyo nutricional para compensar el estrés de las condiciones húmedas y frías que enfrentará el hato reproductor.

Una buena función del rumen ayudara

Excell ™ de Pacer Technology mantiene una buena función ruminal al apoyar a las poblaciones microbianas en el sistema digestivo del rumen y el intestino para una digestión y absorción eficiente de los nutrientes necesarios para la lactancia, la condición corporal y la reproducción animal. Cuando se optimiza la función ruminal, la producción de proteínas microbianas y ácidos grasos volátiles puede satisfacer mejor las principales necesidades nutricionales de
la vaca cuando las necesita para una buen celo, reproducción y lactancia saludable.

Una función ruminal óptima ayudará a:

  • Apoyar las necesidades de energía adicional durante las condiciones de frío y humedad a principios de la primavera
  • Proporcionar una nutrición adecuada a las vacas para la producción de leche y el mantenimiento de la condición corporal.
  • Ayudar a las vacas a que tengan su celo temprano para que se vuelvan a reproducirse en su primer ciclo.
  • Proporcionar la nutrición adecuada durante los primeros 30 a 60 días de desarrollo del feto cuando se desarrolla la mayor parte del tejido fetal.

Necesidades de nutricionales durante un clima extremo, frío, húmedo y con viento.

El comienzo de la primavera crea un tremendo estrés en las vacas y los becerros en condiciones de frío, humedad y lodo. La mayoría de los requisitos nutricionales de las vacas de carne se basan en temperaturas de 0 a 15 grados C, pero los requisitos aumentan sustancialmente en condiciones de frío, humedad y viento. El departamento de ganado de carne de la Universidad de Oklahoma ha desarrollado una forma sencilla de calcular los requisitos adicionales de alimento en condiciones adversas:

  • Frío: agregue un 1% de energía adicional por cada grado C en que la sensación térmica esté por debajo de los 0 grados C.
  • Viento: Agregue un 2% de energía adicional por cada grado C que la sensación térmica esté por debajo de los 15 grados C.
  • Frío, viento y humedad: Sume los cálculos de frío y viento juntos.

Las condiciones fangosas pueden aumentar los requisitos de energía en un 10 por ciento

El ganado que se enfrenta a condiciones lodosas después del derretimiento de la nieve, generalmente resulta con problemas de rendimiento y salud. El lodo puede reducir el consumo de alimento en un 15 por ciento en comparación con las mismas condiciones sin lodo.

El lodo y el estiércol son conocidos por albergar microorganismos causantes de enfermedades que se desarrollan rápidamente en el clima cálido de primavera. Estos patógenos pueden causar muchos problemas tanto en vacas como en becerros y deben ser monitoreados de cerca y tratados con una pasta oral específica para los patógenos.

La pudrición de la pezuña es un problema común en el clima primaveral húmedo. Las bacterias pueden vivir hasta 10 meses en tierra o estiércol sin congelarse. La pododermatitis no es la única amenaza microbiana. El barro también es un buen hogar para los organismos que causan diarrea como E. coli, Clostridium perfringens, salmonella y los protozoos, cryptosporidium y coccidia.

El programa nutricional a principios de la primavera

El programa de forrajes constituye la mayor parte del programa de alimentación e influye en gran medida en los parámetros de rendimiento del hato de carne. Un buen programa nutricional que cubra cada fase de la producción y las condiciones climáticas ambientales es muy importante. Las pruebas de forraje eliminarán las conjeturas sobre la calidad del forraje y se puede formular un programa de suplementación equilibrado para proporcionar los nutrientes faltantes necesarios durante estos exigentes periodos. La demanda nutricional adicional del clima primaveral frío y húmedo puede reducir la ingesta de materia seca durante este período de ciclos y recría cuando el requerimiento nutricional de la vaca es alto. Esta depresión puede afectar gravemente la condición corporal, la recría y el desarrollo fetal durante los primeros 60 días de gestación. Numerosas investigaciones han demostrado que una nutrición adecuada del feto en el momento adecuado durante la preñez tiene un impacto significativo en la salud general y la inmunidad del becerro. Este concepto de «programación fetal» se está convirtiendo en una herramienta de gestión importante en el manejo del hato.

Durante el primer trimestre, comienza la implantación, el crecimiento placentario, el desarrollo de órganos y la miogénesis inicial (la formación de tejido muscular). Las investigaciones sugieren que los becerros no cumplirán con las expectativas genéticas si los nutrientes son deficientes en estos momentos.

Energía

La energía es probablemente el elemento nutricional más importante en la producción de ganado de carne, ya que es el combustible para el crecimiento y desarrollo, el mantenimiento de la condición corporal y las funciones metabólicas del animal. Las vacas necesitan energía para la producción de leche, mantener el calor corporal en climas fríos, así como para volver a reproducirse y desarrollar los tejidos fetales del futuro becerro.

Proteína

La proteína es el segundo nutriente limitante en la mayoría de las raciones para ganado de carne y es el componente principal de la mayoría de los tejidos. Sin cantidades adecuadas de proteína en la dieta, la función ruminal puede verse deprimida, la ingesta de alimento puede disminuir y la eficiencia digestiva general disminuye.

Vitaminas, Minerales y Reproducción

Alimentar con el nivel adecuado de vitaminas y minerales es esencial para el crecimiento, la salud y la reproducción de las vacas y los becerros para carne. Dado que las vitaminas y los minerales son componentes esenciales para muchas funciones metabólicas específicas, las deficiencias pueden causar problemas importantes en las áreas de crecimiento, reproducción y salud.

Un programa de suplementación de vitaminas y minerales que proporcione el equilibrio correcto de nutrientes con el programa de forrajes es la mejor opción para satisfacer las necesidades de vitaminas y minerales del hato.

 

Actualice su programa de nutrición con Excell ™

Las investigaciones muestran que Excell ™ ayudará a optimizar la función y la eficiencia ruminal, ayudando a la vaca a obtener más nutrientes de su alimento. Esto es especialmente importante en épocas de alta demanda de nutrientes, como los últimos 90 días de gestación, recría y lactancia.

Contáctenos

Si usted tiene preguntas sobre nuestros productos o quisiera hablar con un representante de ventas, por favor póngase en contacto con nosotros.
  • Dirección:

    4525 E 3425 N PO Box 150
    Murtaugh, ID 83344 USA

  • Horario:

    8 AM - 5 PM (MST)

  • Teléfono:

La próxima generación de productos de fermentación para la salud animal para la industria agrícola.
SÍGUENOS
COPYRIGHT © 2022 PACER TECHNOLOGY. ALL RIGHTS RESERVED.